El sabor de la Navidad desde 1953

Seguramente no te has planteando desde cuando acudes a Confitería Santos a por tus dulces de Navidad. Es normal. Para la mayoría de vosotros es algo tan tradicional como cantar villancicos o poner el nacimiento.

Si eres de los que espera a última hora para comprar los dulces típicos de estas fechas, te proponemos el reto de sorprender a tus seres queridos sin abandonar el gusto de la tradición. Lo que sigue a continuación es una serie de recomendaciones que manan de nuestro Obrador en la calle Consolación 26 para convertir los postres de los encuentros familiares en el colofón perfecto.

Nuestra primera recomendación viene con el sello de Cantabria bien grande. Deja volar tu imaginación y piensa en la combinación perfecta para maridar el mazapán, las pasas y buen orujo de aquí. Ahora puedes abrir los ojos y descubrir que Luis Santos Fernández se imaginó todo esto antes que tú e ideó un postre sublime. Si realmente quieres sorprender, innovar y ser el anfitrión perfecto te recomendamos el pastel de orujo, un producto con el sello de “Santos Original” que va camino de convertirse en un clásico de la casa.

Confitería Santos

Ponche de orujo

Si el sabor dulzón del orujo te gusta y una dosis como la del pastel se te queda corta, debes avanzar al siguiente nivel. No puedes dejar de probar uno de nuestros productos estrella, el ponche de orujo. Está tan rico, que resulta casi imposible resistirse a esta tentación. Sus finas láminas se funden integrando la esencia de la almendra marcona, la yema y el orujo, en una receta propia que describe a la perfección el sabor de la Navidad. Otra elaboración que solo encontrarás en Consolación 26, gracias a la capacidad creativa de Luis Santos Fernández.

Y si el chocolate es tu perdición, no lo dudes. El ponche de chocolate y trufa será tu aliado perfecto estas fiestas. Un postre elaborado únicamente en nuestra confitería, que puede enamorar a cualquiera. Con su textura única, esta combinación armoniosa de bizcocho y mazapán bañada en yema y chocolate no dejará indiferente a nadie.

Dicho esto, no te pienses que solo hacemos esas tres cosas. Nuestros maestros confiteros también elaboran con sumo cuidado todo tipo de postres tradicionales de Navidad. Alguna de sus especialidades son el mazapán con fruta escarchada y las figuritas de mazapán, que conservan el mismo sabor que los que hacían nuestras abuelas; el pastel de yema, una combinación de mazapán y yema destinada a los más golosos de la casa; las glorias, un poco más compactas que los pasteles de yema pero igual de ricos; el pan de Cádiz, un dulce a base de almendra, limón y huevo que nosotros hacemos como nadie; los polvorones, un mezcla de harina, azuzar y manteca que nos queda irresistible, y el ponche tradicional, con el que te chuparás hasta los dedos.

Con tu pareja, entre amigos o con la familia al completo. Tú decides con quién celebras la Navidad. Y, si quieres, nosotros nos encargamos de ponerle el toque dulce a todas tus celebraciones.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *